Banquete

y este es el momento más relajado de todas las bodas ( y el más rico), el banquete. En este post os vamos a enseñar tres momentos muy especiales que se produjeron. Este post es corto, así que no necesitáis mucho tiempo.
Después de acabar el postre, regalé el ramo de verdad a una de las personas más importantes de mi vida, y que sin ella, no podría haber llevado a cabo esta boda: mi madre.
En esta, los chicos mantearon al novio
( menos mal que quedo intacto).
Por último, antes del baile nos prepararon dos vídeos, una con unas fotos muy divertidas de nuestra vida desde pequeños y el otro fue un regalo de un invitado, que días antes nos había hecho una preboda en el Palacio de la Magdalena, y que nos encantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *