Tarta Nupcial

La tarta en una boda ocupa un papel tan importante como el vestido de la novia, el ramo o el lugar donde se celebra.

Por esto mismo, cada vez más se ha innovado con la creación, diseño y montaje.

Pero ¿qué hace que la tarta sea tan especial? Vamos a dar un paseíto por el recorrido de las tartas y su historia

Sus origines datan de la antigua Roma, donde no era más que una torta de trigo y sal. El novio tenía que ingerir la mitad y la otra mitad se rompía en la cabeza de la novia, como símbolo de fertilidad y felicidad. Los invitados debían comer las migas porque era símbolo de buena suerte

Pero lo que poca gente sabe es que el origen de la tarta nupcial de pisos como la entendemos ahora, procede de una iglesia en Fleet St en Londres, que aunque su nombre real es St Bride’s Church, todo el mundo la conoce como Wedding Cake Church, ya que fue un panadero local a principios del s XVIII, intentando impresionar a la novia, que era la suya en este caso, se asomó a la ventana y encontró la inspiración mirando la torre de esta antigua iglesia.

Desde el S. XVIII hasta hoy, aunque el concepto sigue siendo más o menos el mismo, son millones las opciones que se pueden encontrar.

Al igual que las pequeñas supersticiones que giran en torno a ella, como el momento de cortar la carta, donde los novios deben ser juntos y los primeros en cortarla, como símbolo de estabilidad y durabilidad del matrimonio. Antiguamente también se solía introducir un anillo en el interior y se consideraba buena suerte para el que lo encontraba.

Os dejamos con varios ejemplos de las cosas preciosas que se hacen últimamente, como por ejemplo los estilos clásicos versión 2.0

Y las cosas un poco mas originales…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *